30 de agosto de 2013

Orzuelos



Un orzuelo es una inflamación de alguna glándula de Zeiss o de glándula de Moll en la base de las pestañas. También se le da este nombre a la inflamación de las glándulas de Meibomio en el párpado, aunque en este caso el término que se utiliza habitualmente es el de orzuelo interno o chalazión.

No es una afección grave, pero puede llegar a ser bastante dolorosa y antiestética.

Mi experiencia:

Mi primer orzuelo me salió con unos 13 -14 años y fue algo horrible. Doloroso, molesto y, lo más preocupante en esa época, antiestético. Fue un caso curioso porque me salió primero en un ojo, después en el otro, después se extendió del párpado superior al inferior en uno de los ojos... En fin, una auténtica locura. Fui al médico y me recetaron una pomada que tenía que usar durante unos 7-10 días hasta que desapareciesen y no volvieron a hacer acto de aparición... hasta ahora (con 23 años).

Lo cierto es que esta vez no fue tan traumático. Un día después de llegar de clase noté que el ojo estaba muy sensible y que le empezaba a salir un pequeño bultito en el párpado superior y me entró el pánico. Como la mayoría de las personas lo primero que hice fue buscar en google posibles soluciones y no encontré ninguna que me gustase demasiado, pero saqué una pequeña conclusión. ¿Lo mejor? El calor.

Así que lo que hice fue lo más sencillo del mundo, cogí un montón de discos desmaquillantes de ojos y me hice una manzanilla. Esperé a que tuviese una temperatura tolerable, pero caliente. Mojé uno de los discos desmaquillantes y me lo puse en el ojo con cuidado. Repetí esta operación varias veces y me fui a dormir. 

Lo primero que hice por la mañana fue mirar si aún estaba hinchado mi ojo, pero sorprendentemente estaba perfecto y el pequeño bulto del día anterior ya había desaparecido. 

Espero que mi pequeño consejo os sea útil y os libre del incómodo orzuelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.